jueves, 12 de noviembre de 2015

CRIPTOPRECIPITACIÓN

Diario de un Peregrino Primitivo XI
Lugo - San Román de Retorta; 19kms

La niebla persiste. Lugo se encuentra inmersa en un mar de nubes que ofrecen un ambiente espectacular.

La etapa de hoy es corta así que, tras el esfuerzo de ayer, nos lo tomaremos con calma.


Cruzamos el Puente norte de salida de la ciudad, sobre el caudaloso río Miño. En escasos 2 kilómetros nos encontramos atravesando bosques de robles goteantes de humedad.

La criptoprecipitación es la lluvia horizontal, es decir, aquella causada por la niebla y el rocía. Esta humedad es tan potente que condensa en la vegetación y puede llegar a formar auténticos charcos en el suelo. Muchas zonas, sobretodo del norte, pueden acumular en un mes mas precipitaciones mediante este fenómeno que por la propia lluvia. De ahí su gran importancia en el verdor que recubre cada piedra, cada árbol y cada elemento del paisaje.

El ambiente grisáceo y la marcha tranquila predisponen la aparición de la melancolía. El final del este Camino no anda lejos...

Pausa. Nuestros amigos franceses se encuentran hablando con un operario municipal de un pequeño lugar. Pronto se entusiasma también con nosotros compartiendo sus conocimientos sobre el lugar. "No hay un sitio en Lugo que Juan de Muxa no haya pisado", a lo que siguen varios ejemplos de lugares inimaginados y sitios increíbles que recorren acantilados que rozan los cielos o cumbres donde siempre es invierno.

El entusiasmo es pegadizo y pronto recobramos el espíritu que la niebla aletargó.



Un señor de unas 7 décadas o más, trocea un enorme tronco usándose de una pesada hacha. Nuestro habitual y enérgico "Buenos días" despierta en él la simpatía y se acerca presuroso para ofrecernos unas manzanas que penden de las ramas de sus árboles. Es otra de las constantes del Camino. Los paisanos se suelen alegrar de tu presencia, incluso muchos detienen tu marcha para poder cruzar unas palabras con el peregrino, interesados por su procedencia o destino.



A la hora de comer nos encontramos en un pequeño bar de San Román. La dueña, camarera y tendera, nos aprovisiona de viandas para la comida.



Encontramos un pequeño albergue a 800 metros (las fotos no invitan al optimismo). Grata es la sorpresa cuando el hospitalero, que se encontraba dentro de su coche pasando las horas muertas, nos abrió la puerta.

Una vieja casa tipo refugio totalmente restaurada, con una cocinita nueva y dos estancias separadas con 3 literas cada una. Como en una casa rural (por 6€ la noche) nos montamos un picnic al sol en medio de la montaña, rodeados de silencio y miles de árboles.

Una agradable tarde en el bar y por la noche una sesión de cine improvisada, en cartel "The Way" (El Camino). Esta peli trata sobre un padre cuyo hijo muere en el Camino. Ahora éste terminará el viaje que comenzó su hijo.


No se puede pedir más. No lo haría aunque el día me hubiese regalado tan solo un 1% de lo que me ha dado hoy.

***

Las grandes cosas comienzas con sueños pequeños.




.Jose Alemany

No hay comentarios:

Publicar un comentario