domingo, 19 de noviembre de 2017

Parque Regional del Sureste: LA MAGIA DEL AGUA.

Hola amigos de la Naturaleza!!


En este espacio tan característico el agua es principal elemento natural que domina todo el valle bajo del Jarama. Las aguas del Jarama con sus tres afluentes Manzanares, Henares y Tajuña desde el periodo terciario han ido conformando todo el territorio hasta nuestros días, uniendo sus aguas en el territorio del parque. Han ido construyéndose bastantes hábitats y ecosistemas muy valiosos donde se encuentran variados procesos biológicos. Casi todos los ríos de la  comunidad de Madrid vierten sus aguas a la cuenca de Tajo, el rió más grande de la península ibérica y que este rio conforma su paso por el sur de Madrid. El rio Jarama tiene una longitud de unos 140 km de curso que discurre por la comunidad de Madrid, 60 km discurren dentro del Parque Regional del Sureste. El rió Jarama pasa sus aguas bastante remansadas por la localidad de San Fernando de Henares en donde antaño era el lugar de recreo de los madrileños, para seguir su camino hacia la localidad de Mejorada del Campo en donde recibe las aguas del Rio Henares a su paso por Torrejón de Árdoz. Continuamos por  rió Jarama donde sigue su dirección hacia Velilla de San Antonio formando una vega que se conoce como el Piul y se cierra en el término de Rivas Vaciamadrid y pasa por los hermosos cantiles yesiferos que desde su cima se puede observar como recibe las aguas del rió Manzanares junto a la presa del Rey.


En esta foto se aprecia como el rió Manzanares por el lado izquierdo de la foto desemboca en el rió Jarama 


Paso del rió Jarama por la presa del Rey en dirección hacia su desembocadura con el rió Tajo ya en la localidad de Aranjuez en el sur de Madrid.

Bajo todo este territorio, y en cuestión, bastante área del parque está constituida por acuíferos cuaternarios y conformaciones evaporiticas que ocupan el subsuelo de las vegas de los ríos, estos acuíferos están formados por depósitos de gravas, arenas y limos. Tradicionalmente se han abastecido las explotaciones agropecuarias que están situadas en las riveras de los ríos.


En esta foto se pueden apreciar los campos de cultivo  que quedan al  margen de las riveras de los ríos, (cultivo de maíz).

Las actividades agropecuarias fueron desapareciendo en sustitución de  las actividades extractivas de áridos que fueron dejando una huella en el paisaje formando lagunas de varias formas y de bastantes tamaños, sobre todo unidas a la cuenca del rió Jarama.


Detalle del grado de impacto que ocasionan las plantas de extracción de áridos en el medio.
En este espacio natural protegido  se han llegado a registrar unos 123 humedales, estos humedales se han convertido en un hábitat preferido para incontables especies de animales, pero sobre todo destacando especialmente las aves, hoy en día estos ecosistemas están valorados biológicamente y ecológicamente de muy alta calidad sobre todo en uno de cada cuatro humedales.
Dentro de estos humedales hay que destacar la presencia de nueve porque están incluidos en el catalogo de embalses y humedales de la comunidad de Madrid y que está regulado por el acuerdo de 2 de septiembre de 2004. Los humedales son; las lagunas de Ciempozuelos; Soto de las Cuevas; las lagunas de las Madres; laguna de la Presa del rio Henares; la laguna del Campillo; laguna del Soto de la juntas; las lagunas del Cerro Gordo; laguna de Velilla y laguna del Sotillo y Picón de los Conejos.
La característica fundamental de estos humedales es la importancia que tienen para la fauna, pero también se le está dando mucha importancia en investigaciones científicas, interés paisajístico, botánico, geológico, educativo y recreativo.



En la foto se puede apreciar una de las lagunas derivadas de las extracciones de áridos pero que fue explotada hace bastante tiempo, y poco a poco se ha ido transformando en lo que es ahora, una laguna con un alto valor ecológico.  

Aquí dejo un enlace de un programa de televisión que se emitía hasta hace relativamente  poco tiempo y que habla del patrimonio cultural y natural que engloban los cursos de los Ríos Jarama y Henares.






Parque Regional del Sureste: Mi pequeño ecosistema.

Hola amigos de la Naturaleza!!


Os invito a descubrir este pequeño enclave y conjunto de ecosistemas que alberga la comunidad de Madrid, en donde estos espacios naturales conviven a duras penas con las proximidades de núcleos urbanos, donde se realizan actividades que ponen en peligro su equilibrio biológico. Pero que, aun con esta presión que ejerce el ser humano en el medio natural que le rodea, podemos encontrar ecosistemas que conforman las asociaciones biogeografías más impresionantes de la Comunidad de Madrid, como por ejemplo formaciones vegetales muy singulares de estas zonas,  una fauna  con bastante diversidad y de riqueza de especies, en donde predominan la avifauna que está vinculada a los sotos fluviales, a  las lagunas que se formaron por la explotación de extracción de los áridos, a los meandros que se originaron con la presión del rio, pero también podemos encontrar aves en los cortados y en los cantiles al borde de los sotos fluviales, y como no en las estepas cerealistas y campos de cultivos.

Foto: R.Cañadilla. 


El parque Regional del Sureste cuenta con aproximadamente unas 31.550 hectáreas se encuentra en el sureste de la comunidad de Madrid de ahí su nombre y fue creado con la ley de 6/94 del 28 de junio, sobre el Parque Regional entorno a los Ejes de los Cursos Bajos de los Ríos Manzanares y Jarama, su Plan de Ordenación de los Recursos Naturales fue aprobado mediante el Decreto 27/1999 del 11 de Febrero. El Parque regional entra dentro de la Red Natura 2000 que con sus 31.550 hectáreas de superficie aporta el 62% del territorio del LIC que se configura con una ZEPA en los cortados y los cantiles de los ríos Jarama y manzanares que con una superficie de 27.961 hectáreas contiene el 54%  del territorio que también incluye los páramos, cuestas, vegas y cantiles asociados a estos dos ríos.







Enlace de la ley 6/1994, de 28 de junio, sobre el Parque Regional en torno a los ejes de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama.


Enlace del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Regional en torno al eje de los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama.



A través de este estudio que estoy realizando os animo a todos vosotros ´´Amigos de la Naturaleza´´, a descubrir e intentar entre todos, a aprender las actitudes, aptitudes y los valores necesarios para crecer como persona y ponerle todo el amor que se merece nuestro patrimonio natural y cultural.
Por medio de los diferentes enlaces que iré colgando aquí en el blog nos iremos adentrando en la magia y en la esencia de este pequeño ecosistema que convive con la industrialización, y que entre todos le daremos una  nueva visión, fomentando una mejor concienciación y sensibilización apostando por mantener y querer este pequeño y desconocido ecosistema. 




sábado, 18 de noviembre de 2017

Seguridad en montaña

     El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se ha convertido en un lugar idóneo para la práctica de deportes y actividades de ocio al aire libre como el senderismo, el montañismo, el barranquismo o la escalada. Cada año son más los visitantes que se acercan a estos accidentados territorios de montaña en busca de nuevas emociones. Y de todos ellos, cada año aumenta el número de personas que decide abandonar el vehículo para internarse en pleno Parque Nacional a pie, conscientes de que esta saludable manera de aproximación contituye, sin duda, la mejor opción para admirar y conocer este majestuoso corazón de la montaña pirenaica.

                            Castillo Mayor                                 Imagen: D. Quero

   Unos irán en verano al asalto de los "tresmiles", otros las travesías entre valles, otros caminar en una sola jornada.... o por el interior de los bosques dando un agradable paseo. Pero todos ell@s deberán ser responsables y conscientes, caminen mucho o poco, de que el relieve de estos valles y montañas que les han atraído es abrupto. No olvidemos que estamos hablando de un territorio de montaña al que alguién denominó acertadamente "el país de los cañones y las gargantas", en el que los precipicios están casi siempre presentes, y donde es preciso mantener una serie de precauciones, por fácil que sea el itinerario.

                            Montaña de Tella                            Imagen: D. Quero

   Con el fin de prevenir determinadas imprudencias que pueden desembocar en accidente, es preciso que el excursionista conozca los siguientes consejos, elementales para su propia seguridad:

 - No atajar ni salirse nunca de los caminos marcados o señalizados.
 - Llevar siempre el equipo necesario: agua, protección solar, comida, botas, ropa de abrigo, botiquín chubasquero. Los descansos es preferible que sean cortos y en lugares resguardados.
 - En invierno se requiere material de alta montaña que puede ser de gran utilidad para salvarnos la vida. Para la ascensión a cimas y a lugares con nieve o hielo es preciso contar con crampones, piolet, y botas de montaña.
 - En verano los cambios del tiempo pueden ser bruscos. Ojo con las tormentas eléctricas en las tardes de verano, acordaros del letrero que os mostraba en el vídeo del refugio de Foratarruego. Consultar con anterioridad las previsiones del tiempo.
 - Deja dicho donde vas, hora y fecha de regreso a alguien: familiar, amigo, guardería forestal o a la guardia civil.
 - Si se desconoce la zona, así como las nociones básicas de cartografía y orientación por el monte, contrata a un guía.
 - Nunca hay que ir a la montaña solo. Es aconsejable unirse a otras personas experimentadas.
 - Cuando se alcanza la cima o el punto de destino, hay que pensar que la excursión acaba en el valle o en el punto de partida.

                            Gurrundué                                     Imagen: D. Quero

                            Panorámicas PNOMP                      Imagen: D. Quero

   Pienso que la zona la cuál estoy divulgando para todos vosotros es muy importante que leáis estos consejos sin animo de ofender a nadie. Por último respeta y conserva la montaña en su estado limpio y salvaje. Es de lo poco grandioso que todavía nos queda. Sé montañero de verdad.

                            Peña Montañesa y río Cinca             Imagen: D. Quero

Pueblos, gentes y leyendas

Tella-Sin agrupa a un total de 311 habitantes, los cuales se agrupan en los siguientes lugares y aldeas: Badaín, Hospital de Tella, Lafortunada, Revilla, Escuaín, Salinas de Sin, Sin y Tella. En las inmediaciones del pueblo de Tella se encuentra la ermita de San Juan y San Pablo. Esta ermita fué consagrada en el año 1019. Poco antes de llegar al pueblo podremos contemplar uno de los escasos restos megalíticos de Sobrarbe. Nos estamos refiriendo al dolmen de Tella. Otras ermitas que se pueden visitar son las de las Fajanillas (siglo XII) y la de la Virgen de la Peña, también del mismo siglo.


     Al pueblo de Lafortunada en sus orígenes se le conocía como La Infortunada, tal y como lo recogió Lucas Mallada en su día en uno de sus viajes por estas tierras. La posada inicial que aquí se ubicaba se fué convirtiendo progresivamente en poblado a raíz de la construcción de una central por parte de Iberduero.
     Pegado al anterior núcleo se encuentra Badaín, donde se puede contemplar un santuario románico-gótico del siglo XI. El resto del edificio y su torre datan del siglo XVI.
     A mediados del siglo XIX en el lugar de Revilla vivian 141 personas. Su iglesia parroquial está dedicada a San Félix. Revilla tuvo importancia en el pasado por sus yacimientos de plomo y plata, pertenecientes a la sociedad minera de los valles de Puértolas, Gistaín y Bielsa.
     El lugar de Sin contaba en el siglo XV con 15 fuegos. A mediados del siglo XIX, Madoz señalaba unos 300 habitantes. Antaño, junto con Serveto y Señes, llegaron a formar una Comuna. En Sin existen dos antiguas casas señoriales: El Torrero y Ruché, ambas del siglo XVI.






TELLA. La Cueva de Silván. 

Parece ser que Silván fué un habitante mítico de una cueva ubicada en las proximidades de Tella. Hoy en día, esta cueva todavía es conocida con este mismo nombre o con el de Cueva de lo Silván. Parece ser que se encuentra en un lugar inaccesible, sobre una pared vertical de roca caliza. Cuentan que Silván era una persona más que corpulenta, un gigante; de pelos largos, barbudo, muy fuerte y a la vez ágil. Se dedicaba a robar a los pastores los corderos más tiernos del rebaño; a los caminantes, se venían de alguna feria próxima, les robaba el dinero o el animal que hubieran adquirido en aquella. Una vez conseguido el botín de su fechoría, corría hacia su guarida. Otras veces era perseguido por sus victimas y se refugiaba en su inaccesible cueva. Para acceder a la misma, Silván tenía clavada sobre la roca unas estacas de madera a modo de escaleras. Debido a la gran distancia que estaban colocadas las estacas entre sí, resultaba imposible que una persona normal pudiera desplazarse sobre ellas. Sólo una persona de gran envergadura y a la vez ágil era capaz de subir y bajar por ellas. Por este motivo, nunca ninguno de sus perseguidores logró capturarle.



Aparte del dinero y de los animales que gustaba usurpar Silván, las mujeres era también su punto débil. Espiaba a las mujeres que transitaban los caminos y a las que guardaban rebaños en el monte. En más de una ocasión llegó a raptar a alguna de ellas y nada más se supo de las mismas. En una ocasión raptó a una mujer conocida como Marieta. Mientras esta peinaba al gigante, Silván quedó profundamente dormido. Fue este momento cuando Marieta aprovechó para escapar. No aclara la leyenda como consiguió salvar Marieta las estacas de madera. Sólo cuenta que cuando Silván despertó, vió Marieta correr por una senda que se adentraba en el bosque.

La leche también traía de cabeza a Silván. Solía beberse los cuencos de leche cuando los pastores estaban ordeñando. Los aldeanos conocedores de esta debilidad, dejaron un día en un prado frecuentado por Silván un cubo de leche envenenada. Silván al verlo y guiado por su gula no dudó en beberse la leche y poco después murió. Termina esta leyenda diciendo que en la cueva de Silván quedaron grandes tesoros, en los cuáles aún piensan las gentes de la zona.


LAS BRUJAS

La existencia de leyendas y creencias en torno a la brujería es muy común en la gran mayoría de estos pueblos, sobretodo aquí en Tella. Ademas del ya citado Silván, mitad mago mitad gigante, siempre se ha referido a este pueblo lugar de "bruixas". Al mismo tiempo, Tella se convirtió en el epicentro de una reducida zona geográfica - que abarcaba todos los pueblos de la zona de Escuaín - donde la brujería y su práctica tuvieron gran arraigo. No es nada raro escuchar historias de brujería en cualquiera de estos pueblos.

Merece la pena citar aquella en la que cuenta cómo, tras un desprendimiento de rocas procedentes de la ladera de la montaña, una enorme piedra bloqueó por completo el camino que conducía a Tella. Los hombres del pueblo se reunieron para ir a sacar dicha roca, también fué avisado un vecino del cual se sospechaba que era algo "brujón". Se comprometió él sólo a sacar la roca, pero con dos condiciones: iría él solo y, si la quitaba del camino, nunca más volverían a llamarle para ningún otro asunto vecinal. El resto de vecinos aceptaron las condiciones. Al día siguiente algunos de ellos fueron a comprobar si la roca todavía seguía obstruyendo el camino. Se quedaron alucinados cuando vieron que la roca ya no estaba y aún más cuando vieron que la roca estaba en la ladera superior del camino en vez de hacerla rodar cara abajo.

En la actualidad podemos visitar un museo dedicado a la brujería instalado en una casa recuperada de Tella (planta superior de la oficina de información del Parque Nacional), donde podremos contemplar una reproducción de Silván así como otra de una reproducción brujeril completa provista de cuervos, un buho real, una siniestra bruja al lado de su caldero de pócimas sobre el fuego de una típica chimenea, etc. Del mismo modo podremos ver expuesto un ejemplar del libro "San Ciprián", también llamado "Libro Verde" o "Libré". En este libro se recogen gran cantidad de recetas, pócimas y remedios contra infinidad de dolencias, males y desgracias, para los cuales se necesitaban ingredientes tan extravagantes como pelos de verga de lobo. Hasta no hace muchos años, cualquier persona que estuviera en posesión de alguno de estos libros era sospechoso de ser brujo. También se decía que cuando alguien intentaba deshacerse del libro echándolo al fuego, este saltaba fuera de las llamas.

Las gentes de Izki: cultura y tradiciones

El ser humano está muy presente en todos los territorios, a día de hoy es prácticamente imposible encontrar algún lugar virgen, que no hay sufrido el impacto de la presencia del hombre. Aunque tendemos a asociar esta presencia humana con algo negativo, no siempre es así. Muchos de los ENPs que tenemos hoy en día no lo serían si no fuera por la gestión o uso que el hombre ha hecho de ellos. 

Además, el factor humano lleva asociada una cultura y unas tradiciones que muchas veces se convierten también en motivo de visita de muchos visitantes. Izki, cómo no, tiene sus habitantes y su cultura. 

foto propia

Izki lo conocemos hoy tal y como es gracias a cómo se organizó el monte y la actividad primaria siglos atrás. Las condiciones geográficas y climáticas de la montaña alavesa propiciaron que se mantuvieran las estructuras organizativas de antaño basadas en las comunidades de montes, en vez de la cultura agraria donde se prima la propiedad del suelo.

Estas estructuras organizativas han sido llamadas Comunidades, Parzonerías o Divisas, y han perdurado en Izki hasta bien entrado el siglo XIX. La estructura más elemental de la organización de la tierra era la casa o foguera. Un miembro de cada foguera acudía al concejo del pueblo, que tomaba las decisiones pertinentes sobre el aprovechamiento de sus tierras. Cada pueblo, cuya autoridad estaba formada por una representación de su concejo, podía tomar decisiones sobre las tierras de todo el valle en las reuniones del Ayuntamiento, organización institucional de ámbito superior. A su vez, cada Ayuntamiento podía nombrar un Alcalde montañero para que le representara en la Junta del monte, un grado institucional aun más superior que gestionaba las tierras de una demarcación. De esta forma, mediante decisiones democráticas directas y representativas, desde las instituciones más simples como la foguera, se iba ascendiendo escalonadamente, para tomar decisiones sobre terrenos más extensos.
foto propia
Estos bosques han tenido siempre también una gran tradición apicultora, siendo muy conocida la miel de Antoñana. Aún se pueden ver en diversos rincones los troncos vaciados y apilados en horizontal donde se instalaban antiguamente las colmenas. Las modernas se colocan en hileras dispersas por los calveros del bosque.
Me gustaría mencionar también una actividad tradicional de esta zona que, por desgracia, hoy en día está casi desaparecida: la fabricación artesanal de cucharas de boj. En Korres queda un único vecino que las hace, que va al monte a seleccionar las plantas de boj más adecuadas y que con infinita paciencia las vacía y les va dando forma. Su nombre es Kiko.
Por último, un dicho que me llamó mucho la atención cuando trabajé allí y es referido a las creencias populares, a la sabiduría de la naturaleza. A Izki suelen ir a pasar el verano  algunas parejas de alimoche, una rapaz migratoria que pasa los inviernos en África y los veranos en Europa. Suele llegar en marzo-abril y, la primera vez que lo ven sobrevolar el parque se suele oír:
"Cuando llega el pájaro blanco, ya no nieva." 

Para ver las entradas anteriores:

Pájaro de fuego II

Su alimentación es única, se alimenta principalmente de tendones, huesos, tuétanos, pellejos, pezuñas y partes duras de mamíferos. Normalmente huesos de cadáveres de ovejas, sarrios, cabras, corzos... Si los huesos son pequeños se los traga de golpe. Pero la verdad que cuando digo pequeño es un poco engañoso, ya que es impresionante ver como se traga los huesos que parece imposible por el tamaño de un solo golpe...
Los coge con el pico, alza la cabeza y poco a poco lo engulle con suma tranquilidad acomodándolo en su buche con movimientos de cuello y cabeza. En cambio si los huesos son más grandes. Lo que hace es cogerlos con las garras y llevárselos a zonas de roca (rompederos) donde desde grandes alturas los suelta (calculando vientos, alturas y demás) para intentar romperlos contra grandes pedruscos que usa en forma de yunque y de esta manera facilitar la ingesta. De ahí el nombre del animal: quebrantahuesos.

                         Quebrantahuesos                               Imagen: D. Quero

En la localidad de Escuaín, al final de la pista forestal que se adentra en el parque hasta La Valle, nos encontramos con un muladar (punto de alimentación suplementaria de aves necrófagas), donde se realiza aporte especial de patas para facilitar la búsqueda de comida a estas aves, facilitando así a que muchos individuos se acerquen hasta aquí para comer, desde varios kilómetros de distancia.

En las inmediaciones del muladar tenemos un observatorio creado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, donde podremos avistar en vuelo y posado, sin molestarlos, a distintas aves rapaces que se acercan al comedero (a veces incluso algún pequeño mamífero).

                                 Observatorio de La Valle                 Imagen: D. Quero

                            Observatorio de La Valle                  Imagen: D.Quero

Sin duda alguna es un lugar donde no puedes faltar sin olvidarte tu cámara de fotos y prismáticos. Este muladar está equipado con una cámara web donde podremos ver en directo los 360º de este espacio en el Centro de Interpretación de Escuaín.
Lógicamente está prohibido acercarse a los muladares, cebar en otros sitios o montar “hides”. Para este tipo de actividades se necesitaría autorización y dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está prohibido salirse de los senderos y caminos balizados. En primer lugar todo por el bien de los bichos, y en segundo lugar porque uno se puede ganar una buena denuncia si incumple las leyes y molesta a la fauna, y más esta especie protegida. A continuación te dejo un vídeo de la FCQ donde te explica la existencia de los muladares: VIDEO FCQ


En lo que se refiere a la coloración de su plumaje no hay dimorfismo sexual (diferencias entre macho y hembra), pero sí que hay diferencias de plumaje según la edad del animal. A comienzos de su vida, se trata de un animal completamente oscuro, mientras que conforme van pasando los años va aclarando su cuerpo y adquiere tonos más claros.
El color anaranjado no es propio del plumaje, sino que es adquirido en baños para desparasitarse y apañar su plumaje, que se da el animal en regatas de alta montaña o en charcos donde el agua es rica en hierros y minerales calizos.

                              Visitantes en interior del observatorio          D.Quero


                                   Muladar de La Valle                         Imagen:D.Quero



De ahí el sugerente título de “ Pájaro de fuego”. La intensidad del naranja de cada ejemplar es diferente, según donde se dé dicho baño, la cantidad de minerales que tenga el agua del lugar o el tiempo desde la última vez que lo hizo, y por ello se pueden ver ejemplares cautivos que se usan en centros de recuperación, son totalmente blancos, ya que no se dan este tipo de baños.

Pájaro de fuego I

     Uno de los principales valores naturales que se protegen en la zona es la de las aves rapaces, y en especial la del Gypaetus Barbatus: Quebrantahuesos. Se trata de uno de los cuatro buitres existentes en la Península Ibérica ( junto a buitre leonado, alimoche y buitre negro) y es el único ave osteófaga (que se alimenta de huesos) de todo el planeta. A continuación os pondré al día de su estancia que tiene en el parque: descripción, reproducción, hábitat de la especie, figura de protección, amenazas... sin profundizar demasiado en ello para que los que no la conozcáis se animen a venir a verlo.

                     Quebrantahuesos                               Imagen: D. Quero

     Es una ave que está en peligro de extinción y que en los últimos años ha visto reducida su población de forma muy fuerte (antes se podía observar casi en cada una de las cordilleras y cadenas montañosas ibéricas) y ahora ha sido relegado a zonas del Pirineo, con ejemplares sueltos en Picos de Europa y en Cazorla (ejemplares que vienen de sueltas de programas de reintroducción en casi todos los casos).
Para poder avistar al quebranta, sin duda alguna el mejor sitio en el Pirineo (y seguramente en toda Europa) es aquí, en la Garganta de Escuaín. Esta especie se trata de un ave rupícola, eso quiere decir que coloca sus nidos en grandes roquedos y paredes, normalmente en grietas, oquedades, cuevas o incluso repisas, donde hace un nido de buen tamaño a base de ramas y lanas.
Normalmente tiene varios nidos en un mismo territorio, y los alterna, según le dé, año tras año. No es nada fácil localizar uno, y además es peligroso, ya que se puede asustar de la presencia humana y en cualquier momento abandonar la puesta y que la cría fracase, por eso si se observa uno no hay que molestarlo y se debe abandonar la zona lo antes posible.

                           Grietas, oquedades, posibles nidos.          D. Quero

     Su ciclo reproductor es muy amplio, y le lleva más de medio año... En principio a finales de verano (octubre aproximadamente), la pareja (en ocasiones trio) comienza el aporte de materiales al nido y comienzan los vuelos nupciales y el cortejo.
A finales de diciembre, comienzos de enero, la hembra pone los huevos. Generalmente uno, a veces dos, huevos que son incubados por el macho y por la hembra hasta marzo o abril, cuando nace el polluelo. Si hay dos huevos, el segundo suele nacer a la semna del primero, y suele morir o bien porque toda la comida se la lleva el que ha nacido primero que es más grande o por agresiones de su hermano, que lo ve como competencia.

                             Rompederos                               Imagen: D. Quero

El pollo superviviente permanece en el nido alimentado por los padres y aleteando para aprender a volar durante unos cuatro meses. Luego una vez vuela permanece en el territorio hasta que los padres vuelven a entrar en celo, y ahí ya tiene que empezar a buscarse la vida y a buscar un nuevo territorio.

                                  Quebrantahuesos                           Imagen: D. Quero

                            Quebrantahuesos                           Imagen: D. Quero


Así que ya veís, es una especie que ocupa gran parte de su vida a la cría de sus polluelos, por lo que gasta una energía impresionante para que la especie vaya para adelante poco a poco, ya que además el número de huevos o pollos que fracasan es bastante alto por desgracia para el pobre animal.

LA GARGANTA DE ESCUAÍN

     Os invito a tod@s a conocer una de las zonas menos visitada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido: el valle de Escuaín, en el término municipal de Tella-Sin, Pirineo Aragonés, donde encontraremos la hermosa Garganta de Escuaín que podremos visitar a través de unos miradores acondicionados por el Parque Nacional que os dejarán atónitos de semejante belleza natural. Tengo la gran suerte de trabajar de celador en este sector del parque desde tan sólo unos meses y es por eso por que he decidido escogerlo como puesta en valor de un espacio protegido y enseñarlo a todos vosotros amigos y amantes de la naturaleza.


                          Garganta de Escuaín                           Imagen: D.Quero


       INFORME GENÉRICO DEL PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO



     El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ( PNOMP ) está integrado en la Red de Parques Nacionales Españoles. Asimismo forma parte de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala ( en su totalidad desde 2013 ) y junto con los glaciares de la vertiente francesa de los Pirineos, ha sido consignado como Patrimonio Mundial por la Unesco. Su zona de influencia comprenden los términos municipales de Torla, Broto, Fanlo, Puértolas, Bielsa y donde encontramos la Garganta de Escuaín: en Tella-Sin.
     El PNOMP constituye una unidad geográfica de primer orden. Domina su orografía el imponente Monte Perdido, Cilindro y Pico de Añisclo, desde donde derivan a modo de brazos los valles de Ordesa, Añisclo, Pineta y Escuaín, cincelados por las aguas respectivas de los ríos Arazas, Bellos, Cinca y el Yaga. La complicada historia geológica y morfológica, junto con un clima riguroso, han dado como resultado una elevada altitud y la presencia de escarpadas pendientes.

                           Monte Perdido                                 Imagen: D. Quero

     El paisaje muestra grandes contrastes. En las zonas altas predomina la aridez extrema de los desiertos kársticos, donde el agua de lluvia y deshielo se filtra bajo el suelo a través de grietas y sumideros. Y en los valles, el agua está siempre presente saltando en forma de cascadas y barrancos cubiertos por una vegetación exuberante. A continuación os dejo un video grabado por mi y os enseño el valle de origen glaciar denominado  Circo de Gurrundué, donde podremos llegar tras caminar tres horas de fuerte subida y otras tantas de vuelta desde la localidad de Revilla:



en el vídeo aparte de poder ver el doble circo de Gurrundué hacemos un giro hacia nuestra izquierda para poder ver el valle de Escuaín y su circo final con el Cuello Viceto cerrando el valle. Tal como voy girando la imagen vemos todo el valle desde su final hasta el principio del mismo con unas vistas fantásticas, hasta llegar al refugio de Foratarruego, al final del video, desde donde luego veremos la Garganta de Escuaín.

     El parque fué declarado en 1918, segundo Parque Nacional más antiguo de España, fue reclasificado y ampliado en 1982. Desde 1988 es Zona Especial de Protección de Aves ( ZEPA ) desde 2003 Lugar de Interés Comunitario ( LIC ) y dispone del Diploma del Consejo de Europa a la Conservación desde 1988. El parque no dispone de PORN, pero ya dispone de nuevo PRUG ( Plan Rector de Uso y Gestión ), aprobado por el Gobierno de Aragón para sustituir al anterior que databa desde 1995. El documento es de aplicación en todo el territorio definido como Espacio Natural Protegido ( ENP ) ( 15.600 has ) más su Zona Periférica de Protección ( 19.000 has ).

                           Valle de Escuaín                                Imagen: D.Quero

     Dentro del parque se encuentran además los Monumentos Naturales de los Glaciares Pirenaicos. Se trata de una figura dispersa geográficamente, con ocho glaciares salpicados por el Pirineo Aragonés. El glaciar del Monte Perdido se encuentra dentro del parque y los glaciares de Viñamala y la Munia se encuentran en su Zona Periférica.
     Desde el 1 de julio del 2006, la gestión del Parque Nacional corresponde en exclusiva a la Comunidad Autónoma de Aragón a través de la Consejería competente en materia de medioambiente.
     Asimismo, el Parque Nacional está incluido en la Comarca del Sobrarbe, la cuál está declarada como Geoparque de Sobrarbe desde 2006. Desde septiembre del 2006, la Comarca del Sobrarbe forma parte de la Red Europea de Geoparques ( European Geopark Network ), red auspiciada por la UNESCO, apostando por el objetivo de garantizar la conservación del patrimonio natural y cultural y promover el desarrollo sostenible, fruto de una gestión apropiada del medio geológico.

                          Castillo Mayor                                    Imagen: D. Quero

                          

                                                  OS ANIMO

     Este año que entra 2018 se cumplen 100 años de Parque Nacional de Ordesa, en todo este tiempo se han llegado a hacer cosas buenas y algunas malas, pero creo que los deberes están bien hechos. Prueba de ello son las distintas figuras de protección obtenidas a día de hoy, comentadas en éste artículo, y los cerca de 600.000 visitantes anuales que se acuden a visitar esta joya de la cual estoy orgulloso de pertenecer de los distintos trabajos que se realizan.

                             " ...... porque ir a las montañas es volver a casa. "
                                           
                                                                                   John Muir ( 1838 - 1914 ).

                                       Guarda del Parque Nacional:  Daniel Quero

     Para finalizar el trabajo os quiero enseñar un vídeo de unos tres minutos desde donde podremos observar las majestuosas panorámicas que tenemos en el Valle de Escuaín, descrito anteriormente. Está grabado por mí desde el Refugio colgado de Foratarruego, el cuál os enseño también su interior por si nunca habíais visto por dentro unas instalaciones de este tipo. Es la continuación del anterior vídeo donde podéis llegar andando vosotros mismos y espero me disculpéis por la realización del vídeo tan casero, pero es tal y como soy yo. Animaros a visitarnos, hasta pronto:





http://www.geoparquepirineos.com/ Geoparque del Sobrarbe



http://whc.unesco.org/es/list/773#top Pirineos – Monte Perdido

Red Natural de Aragón





     

El río Yaga

                                                   

     El Sector de Escuaín comprende la mitad superior del Valle del Río Yaga - afluente del río Cinca - que discurre encajonado en la Garganta o Garona de Escuaín. Existencia de los Circos Glaciares de Gurrundué y de La Sarra. Zona delimitada al noreste por los relieves montañosos de la Sierra de Las Tucas con las Tres Marías ( 2780m, 2753m y 2697m ), La Monesma ( 2671m ), Angonés ( 2657m ) y Puntas Verdes ( 2621 m). Al sur le cierran las laderas herbosas de los tozales de San Vicenda ( 2092m ) y Basones (2.130m ). Al cauce del río Yaga confluyen las aguas de los barrancos de Carcil, Gurrundué, La Garganta y Angonés.

                                Barranco de Angonés               Imagen: D. Quero


                                Fondo de la Garganta               Imagen: D. Quero


                                Ubicación del pueblo de Escuaín            D. Quero


     En el tramo final del barranco de la Garganta de Escuaín, el río Yaga forma uno de los rincones más bellos y espectaculares del Pirineo Aragonés y que indudablemente recomiendo visitar. Para acceder a este paraje de enorme belleza tenemos dos posibles opciones que describiré a continuación:

 - La OPCIÓN 1 parte de la carretera de acceso a Escuaín y se trata de la forma más corta, rápida y fácil de llegar a la Garganta de Escuaín.

 - La OPCIÓN 2 parte del lado opuesto del valle, en la carretera de acceso a Revilla y aunque es algo más larga, con mayor desnivel y algo más difícil quizás pueda resultar más atractiva por los espectaculares tramos que atraviesa, si bien alguno de ellos algo expuesto.

                               Escuaín pueblo                         Imagen: D. Quero


                                Escuaín  pueblo                        Imagen: D. Quero


                                Señalización inicio de la senda  Imagen: D. Quero

                                              DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

       OPCIÓN 1. Desde la carretera de acceso a Escuaín:

     Para llegar hasta el inicio de la excursión tenemos que tomar la carretera autonómica A-138 de Aínsa en dirección Bielsa y Francia. En la localidad de Escalona tomamos el desvío hacia Fanlo. En los paneles indicativos ya figura la dirección a tomar hacia la Garganta de Escuaín. A unos 200 metros de haber tomado esta carretera nos encontramos un nuevo desvío indicador hacia la Garganta de Escuaín. Tomamos otra estrecha carretera que nos llevará hasta la localidad de Escuaín en unos 40 minutos.
     El inicio de la ruta se encuentra aproximadamente a 1 kilómetro antes de llegar a la localidad de Escuaín. En un pequeño ensanche a nuestra izquierda podremos estacionar el vehículo y vemos un panel indicativo que nos muestra el sendero a tomar - Río Yaga - . Antes o después de realizar esta excursión recomendamos hacer una visita a la localidad de Escuaín donde existe una oficina de información en la cual nos pueden aconsejar sobre alguna otra excursión complementaria como: los miradores de Escuaín, la senda colgada de Escuaín, el Observatorio de aves de La Valle...

                                 Río Yaga                                Imagen: D. Quero


                                Observatorio de La Valle          Imagen: D. Quero

En este Observatorio creado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, es posible observar en vuelo y posado al quebrantahuesos, águila real, buitre leonado, alimoche, milano negro, milano real, cernícalo primilla. El Plan de Recuperación del quebrantahuesos, aves catalogadas en peligro de extinción, se realiza en estas infraestructuras de La Valle donde aparte del Observatorio existe un muladar y edificios donde sirven de apoyo para el anillamiento de los distintos ejemplares. Para llegar al sitio tendremos que andar una hora y media por buen camino y otros tantos de vuelta. Si no se está acostumbrado a andar tanto por el motivo que fuera, en la oficina de información del Parque Nacional en Escuaín tendrás una cámara web en directo de los 360º del muladar y del Observatorio, junto con una maqueta del ave osteófaga en tamaño natural, exposición fotográficas de las aves realizadas por el Agente de Protección de la Naturaleza del parque y toda clase de plumas, huellas, excrementos, egagrópilas... en forma de museo. No te lo puedes perder, sin duda es un lugar increíble para amantes de las aves y de la naturaleza en general.

                                Interior del Observatorio         Imagen: D. Quero

     OPCIÓN 2. Desde la carretera de acceso a Revilla.

     Para llegar al punto de inicio de la excursión debemos tomar en la carretera A-138 de Aínsa a Bielsa y Francia, a la altura del Hospital de Tella, el desvío señalizado hacia Tella, Miradores de Revilla y Garganta de Escuaín. Tomamos esta estrecha carretera dirección Revilla y tras unos 45 minutos y 10 kilómetros recorridos nos encontraremos con una gran explanada junto a la carretera donde dejaremos el vehículo y tomaremos la senda que desciende al Río Yaga.

                                Surgencia del Río Yaga              Imagen: D. Quero

     Esta excursión la podemos complementar con otra de los miradores de Revilla que nos permitirá alcanzar en apenas 30 minutos uno de los mejores miradores del Valle: el mirador de Angonés, con magníficas vistas del valle y desde donde podremos observar a lo lejos la Surgencia del Río Yaga.


                                Miradores de Revilla                 Imagen: D. Quero


                                 Vistas desde mirador               Imagen: D. Quero