viernes, 6 de marzo de 2015

FAUNA DE LA PREHISTORIA

 Durante el paleolítico superior tendríamos un paisaje De estepa y/o pradera, ideal para las pasturas de los grandes herbívoros que se encuentran documentados tanto a los restos de fauna consumida de las cuevas como las plaquetas del Parpalló.
CIERVO (Cervus elaphus): su hábitat es el bosque, dehesas y zonas de matorrales. Su movilidad migratoria depende de los recursos estacionales, bajando en las valles en invierno y subiendo en zonas más elevadas en verano. CABRA SALVAJE (Capra pyrenaica): vive en montañas, desde los valles hasta en las cimas pedregosas. Prefiere los pinares y zonas de matorrales. En invierno bajan hacia las valles y en verano suben a las montañas. CABALLO (Equus ferus caballus): viven en rebaños en llanuras de estepa, praderas y dehesas. URO (Bos primigenius): es el antepasado salvaje del toro. Se extinguieron al siglo XVII. Vivían en rebaños y  su hábitat eran bosques de densidad variable y llanuras con abundante vegetación arbustiva y agua. Probablemente tenían costumbres migratorias de norte a sur. 

Bos primigenius

De estos 4 herbívoros, los más consumidos en la cueva del Parpalló son la cabra y el ciervo, seguidos a mucha distancia del caballo y el uro. Eso se explica por el hecho de que la cueva está en una zona de tránsito entre la llanura litoral y la interior y permite acceder a los ciervos, especie de llanura, y a las cabras, especie de montaña. En cuanto a los pequeños mamíferos, destaca el conejo, especie muy consumida también al Parpalló y que complementaría el consumo de cabra y ciervo, indicando una mayor estacionalidad en la ocupación de la cueva.
Craneo de Cuon alpinus un canido que actualmente aun se puede encontrar el la india.

 También encontramos lince, zorro, jabalí y gamuza. El topo campestre y la grajilla de pico amarillo, junto a la perdiz, dan constancia que nos encontramos en un período frío y seco. Por otro lado, el asno y el rebeco son más frecuentes en momentos de mejoría climática, al final de la glaciación.

Siguentes entradas:

LA VIDA COTIDIANA EN LA PREHISTORIA

1 comentario: