sábado, 30 de diciembre de 2017

Un mosaico de GEOdiversidad


SIERRA DE OREA

Esta ruta recorre el extremo suroriental de la sierra de Orea. La diversidad geológica de esta zona es espectacular: enormes pedreras, caprichosos relieves labrados en areniscas, lagunas saladas, turberas activas e incluso los restos de un antiguo volcán. Un mosaico de geodiversidad cuyas rocas, colores, texturas y formas condicionan la vegetación y el paisaje, muy diferentes a los que encontramos en otros sectores del Parque Natural.


Comenzamos la ruta con una curiosidad...un RIO DE PIEDRAS..... 

Foto: Héctor Sánchez Donat

Cuando una pedrera tapiza totalmente el fondo de un estrecho valle de montaña se denomina rio de bloques. Aunque actualmente este inactivo, los bloques se movían ladera abajo por varios procesos: reptación, solifluxión y por empuje causado por la congelación del agua acumulada entre los bloques y en el lecho del barranco.

Estas formaciones datan de la época Ordovícica, hace unos 500 millones de años.



Otra formación que abunda en estas sierras son las TURBERAS….


Foto: Magia Serrana

Además del interés botánico y geomorfológico, el estudio de las turberas es importante porque permite reconstruir las condiciones climáticas del pasado: al no descomponerse totalmente la materia orgánica, en las turberas se conservan granos de polen de especies vegetales que crecieron en ellas. Identificando a que especie corresponden los granos de polen y datando los carbonatos formados en la turbera, se pueden deducir cambios de vegetación y, de manera indirecta, las condiciones ambientales de los últimos milenios.

Estas formaciones datan de la época Cuaternaria, hace uno 1,8 millones de años.




Seguimos por la pista que nos lleva al camping de Orea y a unos 2 kilómetros nos encontramos con LOS CALLEJONES DE PEÑAS RUBIAS….


Foto: Héctor Sánchez Donat


Foto: Héctor Sánchez Donat


Foto: Héctor Sánchez Donat


Las areniscas y conglomerados no constituyen un conjunto uniforme, sino que presentan líneas de debilidad que son aprovechados por los agentes erosivos. En especial del agua de escorrentía que, al circular, agranda progresivamente las fisuras hasta dar lugar a este curioso relieve residual.

Esta formación es de la época Triásica, hace unos 250 m. de años.

Foto: Héctor Sánchez Donat


Aquí se puede ver como los pastores antiguamente usaban estas formaciones para dar cobijo a los rebaños de ovejas, aprovechando el resguardo que proporcionan estas piedras.



Un VOLCAN en el Alto Tajo?
Foto: Héctor Sánchez Donat


Foto; Héctor Sánchez Donat


En estudio de las rocas volcánicas presentes en este lugar demuestra que hace 270 millones de años un pequeño volcán entro en erupción en dos ocasiones, emitiendo unas rocas llamadas dacitas y abundantes cenizas. Ejemplos parecidos pueden verse en otros lugares de la provincia, como en la Miñosa, cerca de Atienza.

El volcán data de la época Pérmica, hace unos 300 m. de años.


Todas estas paradas y muchas más se pueden visitar realizando la ruta “Arroyo del Enebral” en la localidad de Orea. Donde en el mismo centro del pueblo encontraremos carteles informativos sobre la ruta y está marcada con marcas de color verde.
Se puede realizar en coche, a pie y en bicicleta durante todo el año.

1 comentario:

  1. Una zona espectacular compañero, además de punto clave en berrea!

    ResponderEliminar